MARTIN PARR

Con este post del fotógrafo Martin Parr retomo este blog sin ánimo de lucro donde se pretende compartir un poco de lectura y imágenes de artistas y fotógrafos/as que en algún momento me han interesado.

Para abrir boca doy comienzo con el primer post este mes de julio, y aprovechando que ha comenzado el periodo vacacional he recordado la serie “The last resort” de este fotógrafo.

Si miramos estas imágenes con ojos del 2020, no sólo impactan por lo que vemos (como descansar o disfrutar del ocio entre basura – al menos a mí es lo más me “repugna”-), sino también por lo que no vemos. Hoy pensamos al ver una fotografía con multitud de gente: ¿dónde están las mascarillas?. Por lo que… ¿ya forman parte del paisaje contemporáneo?

CONOZCÁMOS UN POCO SOBRE ÉL

Martin Parr – 1952, Surrey (Reino Unido) 

Fotógrafo británico y uno de los más importantes e influyentes a nivel internacional. Su estilo “amateur” está cargado de crítica aparentemente banal, pero en realidad es inteligente y hace que sea uno de los documentalistas más interesantes. Forma parte de la Agencia Magnum Photos desde 1990 de la que fue presidente entre 2014 y 2017.

Sus primeras fotografías datan de 1965  donde representa escenas cotidianas: aburrimiento familiar, mesas sucias y olor a fritanga en un establecimiento de fish and chips. De 1970 a 1973 estudió fotografía en el Politécnico de Manchester, pero no le gustó cómo se enseñaba en el sistema educativo y prefirió investigar y trabajar por su cuenta.

Comenzó fotografiando en blanco y negro influenciado por el fotógrafo Tony Ray Jones que retrataba en su tiempo libre a la sociedad británica. También fueron grandes referentes para él Robert Frank y Garry Winogrand.

Martin Parr conoció la fotografía a color cuando se mudó a vivir a Irlanda, y quedó impactado por las fotografías saturadas de John Hine. A partir de aquí el estilo fotográfico de Parr fue definiéndose y nunca volvió a fotografiar en blanco y negro. Utilizaba películas de color muy saturadas que solo compraban los aficionados: fuji 400 Superior, Agfa Ultra y Fuji 100.

Se dice de Martin Parr que “trataba mal” a sus retrados sin importarle la clase social de la que vinieran (ricos y pobres), capturando sus malas caras e imperfecciones, sin disimular nada, es más, las acentúa y saca a la luz.  

Aunque su fotografía entra dentro del género/etiqueta documental, también ha trabajado para algunas revistas y marcas de moda, siempre procurando mantener su estilo propio. Por ejemplo realizó un reportaje para una campaña de relojes de Gucci

Martin Parr nos ha enseñado a alejarnos de la idealización y mostrarnos tal y como somos. Entre sus colecciones burlonas encontramos sus autorretratos: se componen de fotografías tomadas por otros fotógrafos de diferentes partes del mundo durante sus viajes. Muy interesante en su conjunto, donde podemos ver la estética gráfica de las “postales” de los diferentes países y destinos que ofrecen a los turistas como recuerdo…

SERIE: “The last Resort”

“Todo el mundo fotografía a los pobres, así que yo decidí que quería fotografiar a los ricos […] Está claro que fotografiar una guerra da más prestigio, no hay discusión, pero seguir el rastro de la clase media o, ahora, de los nuevos ricos no despierta demasiado interés”. Martin Parr.

 

GB. England. New Brighton. 1985.

TEMÁTICA

“La clase obrera aparecía gorda, simple, sin estilo, tediosamente conformista e incapaz de ninguna individualidad, una diversión para una audiencia más sofisticada”. David Lee

Sus fotografías versan entre: el consumismo, la clase media, los super ricos y el turismo, desde un punto de vista burlesco y “gamberro”. Sus imágenes son objeto de lo cotidiano, a las que en mi opinión, debemos agradecer por ayudarnos a cambiar la forma de mirar nuestro alrededor. Se detiene en personas de clase media disfrutando de su tiempo libre, descansando, pasando un día de playa o durante una comida.

Saca de contexto lo común y lo normal haciendo que parezca ridículo. Para Martin Parr la realidad documental no queda en el tercer mundo o las guerras, sino que en el día a día de la sociedad de clase media que nos rodea también hay mucho que mostrar. Nos planta un espejo en la cara y hace que nos sintamos identificados.  “Me encanta empezar con cosas conocidas por todo el mundo y, a partir de ahí, transformarlas.”

The Last Resort (1983-1985) es una serie donde nos muestra el disfrute del tiempo libre de la sociedad británica en un antiguo balneario muy popular porque que tenía la piscina más grande de Europa (construido en 1934). Actualmente, ese Resort con paseo marítimo, piscina y parque de atracciones está muy deteriorado pero sigue acogiendo a gran multitud de personas para pasar su tiempo de descanso. Esta serie muestra el declive económico de los 80 de la sociedad noroeste de Inglaterra.

Frente a la tradición de ennoblecer la sociedad, Martín Parr se atreve a mostrar su lado descuidado, enseñándonos cómo una sociedad “grande” estaba en pleno declive.

GB. England. New Brighton. From ‘The Last Resort’. 1983-85.

CONTEXTO

“…los fotógrafos de Magnum se supone que deben ir de cruzada a lugares donde están las hambrunas y la guerra. Pero yo me fui a la vuelta de la esquina: ese es mi frente de batalla.” Martin Parr

Nos situamos en Reino Unido a partir de los años 70: en turismo y el consumismo del país proliferó, y la clase media aumentó tras la pos-Guerra.  Gracias a la venta de petóleo en el mar del Norte de Inglaterra el país se vio fuertemente beneficiado económicamente. En cambio, una vez entrados los 80 el país sufrió el declive económico y algunas ciudades mantenían las aficiones de sus habitantes en espacios casi abandonados, como es la crítica de este Proyecto de Martin Parr. 

GB. England. New Brighton. From ‘The Last Resort’. 1983-85.

RECURSOS

“Si le das al mundo historias tristes y deprimentes, nadie va a escucharte, o esa es la sensación que me da. Por eso, intento que mis fotos sean brillantes y coloridas …” Martin Parr

Entre sus recursos, a parte del sentido del humor, encontramos la técnica casi descuidada y amateur. Son fotografías banales que cualquiera podría realizar, pero que dentro de un discurso y narrativa visual compone una obra de arte. 

A veces sus fotografías y mensajes son directos, y en otras ocasiones hace uso de parábolas. Cada una de ella hablan más de lo que simplemente hay representado. Entre sus recursos podemos ver también los juegos de palabra en los propios títulos de sus series, por ejemplo: Life is a Beach que según como se pronuncie puede sonar como Life is a Bitch. Usala irónía tanto en la imagen como en la palabra. 

El color y flash: Parr busca colores saturados, casi irreales tanto selecciona los elementos que reflejen esa intensidad cromática como que escoge películas que le devuelvan esas características. Hace uso del flash directo incluso de día intensificando el color y su definición. ¿Qué sensación os da? Parece irreal. Para Martin Parr el color le ayuda a restar “maldad” a sus imágenes. La viveza de los tonos divierten, en cambio si fueran en blanco y negro dramatizarían algunas escenas. Su mirada es divertida. 

Entre sus recursos técnicos: cuando trabajaba en analógico utilizaba una Plaubel 6×7 y carretes de alta saturación de color. Actualmente fotografía en digital con una Canon EOS 5DS R, usa el modo P durante el día sincronizando con el flash y situación lumínica, y de noche el modo TV para variar la velocidad según le interese. 

GB. England. New Brighton. From ‘The Last Resort’. 1983-85.

BREVE REFLEXIÓN SOBRE SU OBRA

¿Nunca os ha pasado que habéis conocido a alguien que de primeras no os ha caído bien y cuando la conoces llegas a ser su mejor amigo/a?

Algo similar sentí con las imágenes de Martin Parr. Su fotografía de primeras no me atrajo pero a medida que fui leyendo sobre su obra, forma de actuar y el mensaje que pretende darnos… ¡me enganché!. Ese feismo estético que va acorde con el mensaje de una sociedad un tanto “hipócrita”, que pese a su avance económico cae tan bajo como en pasar su tiempo libre entre basura o apelotonados. 

Me gusta su forma de mirar, que desde luego denota largas horas de búsqueda, su paciencia a que suceda algo justo donde sabe/ha visto que el mensaje va a ser más impactante. 

Su estética me recuerda mucho a los collage: repleto de color, texturas, el golpe de iluminación aplanando los volúmenes de las figuras y dando la sensación de que son pegatinas en otro fondo. No descontextualiza a esas personas… estaban ahí, es real, aunque a veces parezca increíble.

Dentro de mi gran admiración por todos/as los/as fotógrafos/as documentalistas/retrato/moda/desnudo (en definitiva, … de personas), siempre se me plantea la misma cuestión ¿cómo lo hacen? Me pregunto cuántos problemas se habrá buscado fotografiando tan de cerca a esas personas. Retrata la sociedad occidental, de cara y con un fogonazo de luz en toda su cara. Se dice que en los países pobres es más fácil volver con un archivo de imágenes, pero en tu propia cultura la gente es mucho más rehacia y sobretodo en este siglo XXI en la era de los móviles e internet. Yo misma me he encontrado con la controversia de fotografiar con cámara réflex o móvil. Con la primera ha sido difícil hacer un trabajo, pasar desapercibida o que me llamasen la atención. En cambio, fotografiar con móvil es un acto habitual, y no creo que sea menos “dañino” (digo dañino porque es lo que interpretan las personas que ven una cámara réflex que le enfoca y se niegan a que se les fotografíe, y en cambio una persona con un teléfono móvil fotografiando en la misma dirección no crea tanta polémica, por lo que parece que fotografías con una herramienta “profesional” conlleva a hacer “daño” o que vaya a ser publicado, ¿acaso no desde un teléfono móvil que tiene internet y puede ser enviada al segundo?. Por lo que Martin Parr… ya fuese en los años 80 o en la actualidad: ¿Qué les dirá a esas personas tras el disparo? ¿Les contará para qué son sus fotografías? No creo que pida permiso.

Todas las fotografías son propiedad del fotógrafo Martin Par.

Los textos de este blog de D.F. se han redactado gracias a la información recogida de la siguiente webgrafía.

WEBGRAFÍA CONSULTADA

•Web personal de Martin Parr https://www.martinparr.com/

•Oscar en fotoshttps://oscarenfotos.com/2018/10/20/martin-parr-el-hermano-incomodo/

•You tube, Martin Parr – The Last Resort https://www.youtube.com/watch?v=JJxeztV9few

•Magnum Photos https://pro.magnumphotos.com/C.aspx?VP3=SearchResult&ALID=2S5RYDYDHEB9#/SearchResult&ALID=2S5RYDYDHEB9&VBID=2K1HZSVVGLLAA&POPUPIID=2S5RYDWZ6TES&POPUPPN=39

•TATEhttps://www.tate.org.uk/art/artworks/parr-the-last-resort-40-p11922

•El paíshttps://elpais.com/diario/1980/07/25/opinion/333324005_850215.html

#martinparr #fotografíacontemporanea #fotodocumentalismo #somoscultura

2 pensamientos en “MARTIN PARR

  1. En primer lugar felicitarte por esta nueva aventura de darnos a conocer artistas que sigues, espero que este blog sea reconfortante y te reporte positivamente. Por otra parte felicitarte por la redacción y el estudio realizado sobre el trabajo de Martin Par, bien documentado.
    Por otra parte, como bien dices, a primera vista es algo raro y llamativo, pero no cabe duda que tiene su estilo, su forma de ver las cosas y su intención de mostrar lo que nadie quiere buscar y pocos quieren mostrar. Me ha parecido genial.

    Esperando la próxima entrada del blog. 😉

    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s